jueves, 11 de agosto de 2011

La leyenda de la llorona en Guanajuato México

Esta es una de las leyendas más antiguas de nuestro país, por que ha existido desde el tiempo de las colonias españolas hasta versiones mas nuevas de nuestra época.

En cada región no solo de nuestro país México sino de todo Latinoamérica existe una versión de esta leyenda.

Esta leyenda cuenta la historia de una mujer que se aparece por las noches llorando la muerte de su hijo o hijos que ella asesino o asesinaron. 
La leyenda puede variar según la región, unos dicen que es una mujer que perdió a su hombre, otros que su amante resulto ser un hombre casado o incluso que su esposo resulto ser el mismísimo Satanás. Cualquiera que sea la razón en toda versión de la leyenda terminan matando a su hijo o hijos.

La leyenda de la llorona en guanajuato:
Se dice que en tiempos de la colonia, En la creciente Villa de Real de Minas de Quanaxhuato (actualmente llamado Guanajuato), existía una hermosa joven, hija de una adinerada familia española, que era ampliamente codiciada y pretendida.

Sus padres la cuidaban con mucho celo, pero los hombres la buscaban incansablemente. De pronto una noche, en el balcón de la joven misteriosamente apareció una soga colgada hacia la calle. La sirvienta fue la primera en dar la voz de alarma.

La cama se hallaba intacta, la alcoba estaba vacía; sólo la puerta del balcón se encontró entreabierta. Mil teorías y chismes giraron ante aquel suceso.

Se cuenta que la bella joven quedó embarazada, hecho que la familia reprocho y tratando de evitar el escándalo, la obligaron a que abortara a su añorado hijo, por lo cual la joven termino completamente loca y desquiciada; lo cierto es que de la bella damisela ya no se supo más.

Pasó el tiempo y el terrible incidente ya había sido completamente olvidado. En una de las casas que dan a lo que fue el río Guanajuato, hoy conocido como la calle subterránea Padre Miguel Hidalgo, a la altura de donde muchos años atrás vivió la famosa familia, cuenta la leyenda que sale una mujer vestida completamente de blanco, de larga cabellera, que en sus brazos lleva un pequeño bultito envuelto en unos viejos trapos y va caminando lentamente por las calles de Guanajuato y en el pie de alguna puerta lo deposita. Entonces, arrepentida de su propia acción, lanza un terrible grito, desgarrador, hondo, lúgubre y largo, capaz de hacer temblar al más valiente.

Hay quienes aseguran haberla escuchado, otros incluso juran haberla visto. 
Algunas personas cuentan que si escuchas ese tenebroso llanto es porque algún ser querido morirá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada